Navegar por

El Maguey

Cuando Abrimos El Maguey un dibujo nos pinta de lleno a esa persona, persona que hace poco tomó notoriedad por las razones equivocadas, denunciado por la viuda de JLB por haber hecho un experimento literario, como si hubiera sampleado un tema, fue llevado a la corte.

Sus bigotes inconfundibles, que fueron retratados en tantas fotografías aparecen en la primera página junto a14212031_1002250863206583_6519337429140541647_n la dedicatoria.

Eric Schierloh y Pablo Katchadjian son invitados a la FIL de Méjico, como representantes de la nueva literatura contemporánea argentina. Las peripecias que viven ambos en el país azteca tienen el aspecto de un diario de bitácora postmoderno, donde las conversaciones en el ascensor tienen un valor preponderante, donde dos escritores tan disímiles se hermanan a través de definiciones  lingüísticas.

El restaurant del hotel, la comida picante, el mezcal y los mercados a cielo abierto pintan la geografía que los envuelve. La invasión de productos chinos, cómo en todos los libros post dos mil, la historia que va tomando forma sirviéndose de la FIL como  una escusa para contar una historia mucho más interesante.

Este libro escrito por Eric Schierloh y publicado por Club Hem, se lo recomiendo a todos los que gustan de la literatura de no ficción, a aquellos que les gusta el periodismo Gonzo,  a quienes les apasiona descubrir nuevos talentos en la literatura contemporánea o quieren una visión distinta sobre el submundo editorial donde uno prefiere ir a pescar con una caña y disfrutar el paisaje, en vez de subirse a un barco factoría y depredar el océano.

Por Mercurio Sosa-

Facebook Comments
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook