Navegar por

Autor: Sergio Andrés Rondan

spoonflower_rocket_shop_preview

El Imperio de Féminas

Por: Sergio Andrés Rondán Salir de mi cuarto siempre fue una tortura. Prefería siempre sumergirme en cómics, videojuegos, y revistas baratas de ciencia ficción y fantasía. Sinceramente, me costaba relacionarme con el mundo si no era a través de inmensos párrafos de descripciones de mundos

g1

Use keys to open doors

Por: Sergio Andrés Rondán Lo peor que te puede pasar viviendo solo es olvidarte las llaves. No es tan trágico si uno vive en una ciudad como Buenos Aires, donde mal que mal tenes algún conocido que te haga la gamba dejándote dormir en su

atari game over

Otra mirada a la ‘Crisis de los Videojuegos’

Por: Sergio Andrés Rondán Los años 70’ fueron parte de una gloriosa época para nuestra cultura. El hippismo de los 60’ ya se estaba yendo y algunos de los frutos estaban maduros y listos para ser cosechados: el rock se encuentra en su punto culmine,

C323hDmUkAANx3-.jpg large

La espada de Zathog

Por: Sergio Andrés Rondán Zeta surfeaba a través de la inmensidad sideral, a bordo del remolque transportador. Bordeaba un campo de meteoritos que se hallaba más allá de los confines del Sistema Solar. No toda esa zona estaba debidamente cartografiada. Debía andar con cuidado: llevaba

16358360_1117410998387682_983952310_n

Jorge Cafrune, el último gaucho

Por: Sergio Andrés Rondán Fue una madrugada de los 70’ cuando lo conocí. No fue a través de mis ojos, sino los de mi abuela. Ellos vivían en las afueras del pueblo de Los Cardales, provincia de Buenos Aires, dónde tenían un horno de ladrillo

lovecraft___azathoth_s_court_outer_gods_by_kingovrats-d6xo5nb

All your bases are belong to us

Por: Sergio Andrés Rondán Me desperté tarde. La noticia, en ese entonces, ya era vieja: nos invadieron. Cómo sucedió, nadie lo supo. Nos atacan, che, nos están cagando a tiros. Así me desperté, con los gritos de mi hermano reventándome los tímpanos, sumados a un

hplffsite_headerimages_hplffpdx_2016

Más apuntes para conocer a Lovecraft: películas y cortos

Tras la muerte de Lovecraft, toda la obra literaria del autor y de su círculo comenzó a revalorizarse. Lenta y progresivamente, el autor salió de las mugrosas páginas de los cuasi fanzines de la Weird Tales, Astonishing Stories y Amazing Stories, y fue publicado en

hpl1

Algunos apuntes para conocer a H.P Lovecraft

Por: Sergio Andrés Rondán Durante una fría mañana de Febrero, Howard Phillips Lovecraft ingresaba al hospital Jane Brown Memorial de su amada Providence. Suerte para él que entró en pleno invierno y no en verano: Howard poseía demasiados trastornos, y uno de ellos le impedía

droides

Los Mártires de Phobos

Por Sergio Andrés Rondán – Entró a la consulta por un malestar en el pecho. El dolor había comenzado hace un tiempo atrás, justo cuando cumplió 5 meses de estar trabajando en las minas de litio. Estaba acostumbrada a recoger los minerales y vivir expuesta:

rondan

Cerveza coagulada

Por Sergio Andrés Rondán Tomaba cerveza. No era una novedad: lo nuevo estaba en el lugar. Jamás había estado ahí. Tomaba una birra tibia y en el escenario alguien rasgueaba frenéticamente una guitarra. Sorbía aburrido, apesadumbrado, asqueado: las mismas notas siempre, aunque nunca supo diferenciar

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook